La Confianza, competencia crítica en los Equipos (I)


Si  queremos generar CONFIANZA necesitamos que nuestra comunicación  sea CLARA dentro y fuera de la Organización con todos aquellos que nos relacionemos, sean colaboradores,  clientes, proveedores, consumidores finales, etc.

confianza

Es necesario tener un discurso directo, honesto con los clientes que optan por nuestros productos o servicios, sobre todo ahora cuando existe la posibilidad, en muchos mercados, de escoger a lo largo y ancho de la geografía planetaria.  Y esta comunicación honesta, directa y clara empieza por la comunicación interna que mantienen los líderes de la organización entre ellos y a su vez de  estos con sus equipos y colaboradores.

Si entre los miembros del Comité de Dirección las expectativas de lo que se pretende alcanzar, cuándo y  cómo coinciden, todo irá sobre ruedas, pero todos sabemos que no es tan fácil . Y mucho más grande es el desafío que se comunique y se reciba con el mismo entendimiento  por  todos y cada una de las personas que colaboran en la organización.

Parece ser que entre los seis y siete años empezamos a darnos cuanta que aquella confianza absoluta que teníamos en nuestros padres, abuelos,.. en algunas circunstancias  ya nos empezaba a fallar y  ahí  tuvimos las primeras experiencias de pérdida de nuestra confianza absoluta y ciega con ellos, cuando no actuaban siempre según las expectativas esperadas. Y menos mal que no lo hacían!, medida imprescindible y muy saludable para la madurez emocional de toda persona.  Así, y casi sin darnos cuenta y, justamente con nuestros seres más cercanos y queridos, tuvimos las primeros experiencias emocionales de FRUSTRACIÓN y DECEPCIPCIÓN y con ellas la idea de PÉRDIDA DE CONFIANZA.

Como todos anhelamos esa confianza ciega que tuvimos en la primera infancia, nos ocurre que cuando nos encontramos a alguien bien a nivel personal o profesional que nos permite sentirla nos alegramos enormemente por el encuentro que nos ha propiciado la vida; y en consecuencia, hacemos todo lo posible por mantener la relación con esa persona que se ha convertido en alguien tan especial ya sea en nuestra vida personal o profesional.

¿Y después de tanto anhelo por tener una relación de confianza absoluta cómo es que a menudo se pierde con el consecuente impacto  emocional y organizativo?

¿Cuántas veces se ha perdido la confianza en un gran profesional después de mucho tiempo de colaborar juntos y de ser alguien con el que se tenía absoluta confianza?