El Trabajo como Maestro


El Trabajo como Maestro

El trabajo como maestro

Hoy es el día del trabajador y por este motivo me animo a escribir sobre un tema que hace ya años sobre el que hablo en algunas conferencias pero del cual nunca he escrito nada. Así que …. ahí voy! a ver que sale…

trabajo como maestro

En muchas ocasiones soy testigo de conversaciones en las que se manifiesta una gran fantasía que es el creer que se tiene dos vidas: la vida laboral y la propia. No es nada raro  escuchar algo semejante a: “bueno yo no soy de esta manera en mi vida particular. En mi vida soy más abierto y más divertido” o otra afirmación que a mí  en particular me provoca tristeza escucharla: “mi vida empieza el viernes por la tarde” y como consecuencia me pregunto: ¿y también termina el domingo por la tarde…?. No es nada extraño entonces, que se padezca la famosa ansiedad de la tarde-noche del domingo.

Ya sabemos que ir a trabajar requiere estar ligado a unos horarios, levantarse seguramente más temprano de lo que se desea, tener jefes, cumplir con plazos, no estar durante la jornada con sus hijos y un largo etc.

Sin embrago, ya que la mayoría de los humanos trabajamos para procurar unos ingresos además de cubrir otros temas colaterales como la posición profesional, el estatus, la aprobación de los otros, etc y gran parte de nuestra vida la pasamos trabajando, ¿No sería mejor que en la medida de lo posible no se hiciera ninguna dualidad entre nuestra vida y el trabajo? En realidad es nuestra vida la que vivimos y no la de otros, mientras trabajamos. ¿Cómo sería si buscáramos la forma de DISFRUTAR al mismo tiempo que somos eficaces? Y digo buscar porque en las circunstancias en las que no se encuentra tan facilmente habrá que identificarla y habrá que buscarla.Y¿Cómo sería si viviéramos el trabajo con más alegría aprovechando al máximo nuestros conocimientos independientemente de las circunstancias? ¿Qúe veríamos distinto si le encontramos un SENTIDO a lo que estamos haciendo sea lo que sea?

Referente a  encontrar el sentido veamos un ejemplo: Un barrendero. Su trabajo es barrer las calles pero no es lo mismo tener la creencia que su trabajo sólo es barrer que encontrarle el sentido. ¿Y cuál es en este caso? un barrendero contribuye a la higiene y salubridad de los pueblos y ciudades evitando posibles plagas y enfermedades entre la población. No tenemos más que pensar en algunas ciudades del tercer mundo que cuentan con escasos barrenderos y la cuota de enfermedades que lamentablemente padecen.

Osea, el econtrar un sentido a lo que estamos haciendo nos genera satisfacción y compromiso. ¿Por cierto, ¿Cuál es EL SENTIDO E TU TRABAJO?

Si no tenemos una sincera disposición hacia el trabajo en ninguno de los casos éste podrá convertirse en fuente de gratificación y motivación pues más bien será como un lastre pesado y duro  fruto de insatisfacción que quizás desemboque en estrés, conflicto interior, y demasiadas veces tambien, en conflictos con los demás.

La  primera invitación con este post es que cambiemos el esquema mental de ¿y qué me dan en esta empresa? por ¿Cómo puedo SER un REGALO? en primer lugar para uno mismo y después cómo puedes ser un regalo para tus compañeros, tu equipo, tus clientes, etc.

La segunda  invitación es que tomemos el TRABAJO como un MAESTRO, como un CAMINO DE DESARROLLO profesional y personal.

Es un espacio perfecto para estar ATENTOS a la interacción entre TRABAJO y CONSCIENCIA. Es un lugar donde sí o sí tenemos que poner en práctica nuestro modo de relacionarnos con los demás, contínuos nuevos aprendiza

jes, nuevas competencias, cambios de escenarios, de mercados, etc.  Allí no vale sólo con el saber y ser un erudito sino que como en los programas de TV se retransmite “directo” con los focos de las luces y las sombras de cada uno, con sus maquillages y máscaras y si hay COMPROMISO en el desarrollo es un excelente plató para actuar y luego mirar en retrospectiva lo vivido para poder mejorar y en la próxima escena actuar con más SENTIDO, EFICACIA, BIENESTAR.

Como es el día del trabajo, también quiero solidarizarme con todas las personas que en este momento están desempleadas que no quiere decir paradas pues la gran mayoría no dejan de formarse, ir a conferencias, foros,… además de hacer su trabajo que es buscar trabajo de forma muy activa y profesional en un momento tan complicado como el atual.

A todos ellos y ellas les deseo de todo corazón mucha suerte y ojalá también en este periodo amplíen sus  habilidades  y consciencias .