La Confianza, competencia crítica en los Equipos ¿Se puede re-contruir la confianza? (II)

Ver La Confianza I

¿Qué ocurre cuando tenemos mucha confianza?

Paradójicamente justo por tener mucha confianza y con ella, la falsa idea que el otro ya “adivina”  y /o  “sabe” lo que se espera de  él, no se le verbaliza.  Es la errónea  “comunicación en el espacio de  obviedad” que consiste en creer que porque ya nos conocemos mucho y tenemos más que suficiente recorrido en común, está clarísimo que lo que uno espera del otro es archisabido y por lo tanto, más que OBVIO.

contruyendo confianza

Se trata de  una confianza ciega y  por “miedo a perderla no se conversa” lo que es necesario en cada momento para generar unas expectativas comunes y también un “vibrar común.” Y claro ! al ser de toda la confianza cuando no se cumple con las expectativas deseadas no se le dice nada , pues,…. ¿“cómo le vamos a decir algo a Pepe que es de toda la confianza”?.   Si esto ocurre varias veces y por ser Pepe “el de su confianza”, no se le da ningún feedback ni se tiene ninguna conversación no vaya a ser que  Pepe se lo tome a mal y que se pierda esa bonita relación de confianza!. ¿Qué  acaba ocurriendo al final en estos casos?  Pues que lamentablemente se pierde toda la confianza en Pepe,  pasando de tenerle una confianza ciega a perderla toda.  Eso, si no queda un poso de amargo saborcillo a resentimiento.

Se dice que «una relación de confianza se construye al ritmo que crece una palmera y se pierde en el tiempo que tarda en caer un coco al suelo» y por lo general, no se tiende a reconstruir la confianza. Pero si volvemos al caso de Pepe y nos preguntamos: ¿ se le ha ofrecido alguna oportunidad para saber qué debía cambiar o mejorar o hacer de forma distinta?

¿Puede realmente re-construirse la confianza? Aunque no es un proceso fácil, la respuesta es Sí. Siempre que los tres pilares de la confianza se mantengan vivos y con un proceso de re-aprendizaje de cómo mantener  una comunicación fluida y sincera podrá reconstruirse la confianza. Los pilares básicos de la confianza son la Responsabilidad, la Sinceridad, y la Competencia técnica para desarrollar lo esperado.

¿Y qué hacer para reconstruir la confianza? Empezar lo antes posible. NO ESPERAR. O sea, ante el primer indicio de no cumplimiento de expectativa por cualquiera de las partes, es necesario que se converse.  Apliquemos el dicho: ”Ante cualquier tensión falta una conversación” y conversen y conversen hasta que que todos estén alineados  con lo esperado. La confianza requiere de una comunicación continua y recíproca: una comunicación nutriente de qué es lo que NECESITA cada una de las partes para que las expectativas sean comunes y los resultados sean los previstos. Y no sólo al principio  de una relación, sino a lo largo de todo el proceso en el que exista el vínculo colaborativo. Con un sendero de continuas conversaciones y retroalimentación mutua se genera una potente energía que mágicamente une a las personas mediante sanos ingredientes de confianza como son la seguridad, el optimismo, el bienestar, la iniciativa, la creatividad y la motivación por continuar la relación con nuevas posibilidades de futuro entre otras.

¿Y cómo ganarse la confianza de los demás?  A nivel personal, para ganarse la confianza de los demás le animo a actúe con autenticidad  e integridad a sus valores y, sobretodo, sino quiere que su identidad pública se vea afectada, no adquiera un compromiso si no tiene la seguridad de que va a poder cumplirlo.